Redirección 301: Qué es, cómo hacerla y cuándo es necesaria

Redirección 301 | 

Por muchas razones puede ser interesante hacer que una página apunte hacia otra dirección web, redirigiendo a los usuarios que accedan a ella hacia un nuevo contenido. Este cambio entre enlaces es lo que se denomina redirección y existen diversos tipos que pueden aplicarse.

La redirección 301 es una de las más utilizadas para realizar esta función, y tiene un peso importante dentro de cualquier estrategia SEO de posicionamiento web. Por ejemplo, si un enlace interno de un sitio web lleva al usuario hacia una página que muestra un mensaje de error, su experiencia de usuario se verá arruinada, lo que puede acarrear consecuencias negativas en cuanto al posicionamiento web en Google. 

Tabla de contenidos

Qué es una redirección 301

Una redirección 301 es un proceso que consiste en redirigir el tráfico de una URL hacia otra página de forma permanente. Se trata de una acción habitual que se realiza en el desarrollo web y el SEO para eliminar las páginas que no existen y están mostrando mensajes de error a los usuarios, redirigiéndolos hacia otra página determinada que sí muestra contenido.

Cuando el navegador web accede a una página con redirección 301 recibe un mensaje sobre la nueva ubicación del contenido, accediendo a ella de forma automática (todo este proceso se realiza de forma oculta a los ojos de los usuarios, que no percibirán en ningún momento que el redireccionamiento 301 se ha producido).

¿Cuáles son las causas habituales para realizar una redirección 301?

Existen diversos motivos por los cuales es necesario realizar una redirección 301 de una URL:

  • La página ya no se encuentra disponible al haber sido eliminada o modificada su URL (Error 404).
  • Para redireccionar a los usuarios hacia un contenido actualizado que se encuentra en otra página diferente, sin necesidad de que tengan que realizar una acción para ello (un clic o pulsación de pantalla).
  • La página no es user friendly y se prefiere redirigir a una nueva página que mejorarla.
  • Hacer que los usuarios que entren a una página web, blog o tienda online por un dominio determinado, sean redirigidos a otro dominio. Por ejemplo, si en una tienda online los usuarios acceden por el dominio .mx, sean dirigidos al dominio .es de forma automática.
  • Para redireccionar de una página HTTP a una HTTPS, o desde una página con www a la web sin www definido.
  • Cuando se fusionan dos webs y se quiere redireccionar contenido de una a otra.
  • Para dar acceso desde un dominio antiguo al contenido de un dominio nuevo.

Redirección 301 y el SEO

Las redirecciones 301 tienen una incidencia directa en el posicionamiento web por lo que es importante conocer una serie de factores importantes al respecto:

Demasiadas redirecciones 301

Si se abusa de las redirecciones 301 el tiempo de carga de la web se ve afectado de forma negativa. Si la web cuenta con muchas URL que han sido redireccionadas, cuando el navegador entra al sitio tiene que recibir la información relativa a la página de destino a la que debe acudir, pudiendo sufrir un pequeño retraso al tener que buscar entre muchas opciones de redireccionamiento.

Cadenas de redirecciones

Los bots de Google disponen de un tiempo limitado para visitar un sitio web y obtener información de sus distintas URLs para posicionarlas (lo que se conoce como presupuesto de rastreo o crawl budget). Si una web cuenta con muchas redirecciones, los crawlers perderán un tiempo precioso moviéndose entre ellas.

Si se realizan cadenas de redirecciones, como redirecciones triples, por ejemplo, se perderá aún más tiempo de rastreo lo que hará que alguna URL importante no sea indexada por Google de forma correcta.

Aprovechar el link juice

Con el redireccionamiento web se puede optimizar el reparto de link juice o prestigio de una URL transfiriendo a otra nueva página. Esto es muy útil cuando se dispone de contenido que puede estar obsoleto o que no es de buena calidad, pero que cuenta con cierto peso o autoridad. Realizando una redirección 301 hacia una nueva URL se puede transferir esa fuerza a la nueva página.

Evitar canibalización de contenido

Cuando dos páginas de un mismo sitio compiten por posicionarse por la misma palabra clave terminan por perjudicar el posicionamiento de ambas. Una de las soluciones para evitar este problema consiste en seleccionar la que mayor fuerza tiene y realizar una redirección 301 desde la que menos peso atesora.

Aunque es una de las formas de evitar la canibalización de contenido, existen otras alternativas para no tener que “sacrificar” una de las páginas implicadas en este problema.

Cómo se hace una redirección 301

Existen diferentes formas de hacer un redireccionamiento 301 de una URL.

1. Redireccionar con el archivo .htaccess

Este archivo de configuración de los servidores web Apache (los que habitualmente utilizan los proveedores de servicios web), incluye la información más importante sobre el comportamiento de un sitio web cuando los usuarios acceden al mismo.

Para realizar una redirección 301 utilizando el .htaccess es necesario acceder a este archivo que se encuentra en la raíz del directorio del hosting. Utilizando el panel de administración y su opción de gestionar archivos, o accediendo mediante FTP a los archivos de la web (con un programa como FileZilla, por ejemplo), se podrá editar el archivo .htaccess y añadir las líneas de código necesarias para realizar la redirección 301.

				
					Redirect 301 /contenido1/ https://nuevodominio/como-crear-un-blog/contenido1
				
			

En el anterior ejemplo, podemos apreciar cómo incluimos en el .htaccess una orden para redirigir la página de un dominio propio llamada contenido1, hacia el contenido1 de un nuevo dominio.

2. Cómo hacer una redirección 301 en WordPress

Si la web está desarrollada con el CMS WordPress, una redirección 301 es mucho más sencilla de implementar gracias a la existencia de diferentes plugins o complementos.

Entre los principales plugins para WordPress para realizar una redirección permanente de URLs tenemos:

Se trata de uno de los plugins más populares y descargados para optimizar una web para los motores de búsqueda. Este complemento incluye un gestor de redirecciones 301 bastante sencillo e intuitivo. Desde sus opciones basta con elegir la URL de origen y la URL de destino, indicando que se trata de un redireccionamiento permanente 301.

Una vez aplicados los cambios el plugin realiza todo el proceso necesario para configurar de forma óptima esta redirección y que los usuarios puedan acceder a la nueva página de forma automática cuando accedan a la URL anterior.

SEO Redirection

Se trata de un complemento específico para WordPress para realizar redirecciones 301 y 302 (redirecciones temporales). Una vez descargado, instalado y activado este plugin, en las opciones de Configuración de WordPress, aparecerá una nueva opción llamada SEO Redirection. Accediendo a ella, se podrá añadir una nueva redirección 301 dándole al botón Add. Introduciendo la URL de origen y la de destino y guardando los cambios se dispondrá de la redirección aplicada de forma correcta.

La redirección permanente 301 ofrece la posibilidad de hacer que una página lleve a otra URL de forma automática cuando el usuario accede a la misma. Se trata de una herramienta muy potente e interesante que todo desarrollador web o experto SEO debe conocer, y saber manejar de forma eficiente.

La redirección 301 se realiza añadiendo un código en el archivo .htaccess, pero también puede implementarse de forma rápida, sencilla e intuitiva gracias a diversos plugins para WordPress y otros CMS del mercado.