Enlaces Nofollow: definición y cómo aprovecharlos para mejorar el SEO

Enlaces nofollow | 

Los enlaces con la etiqueta Nofollow no suelen ser muy interesantes pues, en teoría, no ayudan a posicionar, por lo que la mayoría de estrategias SEO se centran en conseguir enlaces entrantes desde webs de prestigio relevantes, con enlaces dofollow que les transfieran parte de su autoridad.

Sin embargo, los enlaces Nofollow son muy importante hoy en día para el SEO, primero, porque pueden ayudar a conseguir tráfico (como los enlaces nofollow que se consiguen desde YouTube o Facebook, por ejemplo), y en segundo lugar, porque recientemente Google ha anunciado que ahora da valor a los enlaces nofollow para el posicionamiento (en menor grado que los enlaces dofollow, pero empieza a tenerlos en cuenta).

Tabla de contenidos

¿Qué es un enlace Nofollow?

Un enlace Nofollow es un enlace en cuya etiqueta HTML se incluye el parámetro nofollow para indicar a los motores de búsqueda que ese enlace no debe seguirse (no influye para el posicionamiento web).

En la estructura HTML de un enlace se utiliza Nofollow de la siguiente forma:

				
					<a href="https://trueranker.com/es/" rel ="nofollow">Texto del enlace</a>
				
			

¿Cómo tratan los motores de búsqueda el Nofollow?

Los principales motores de búsqueda dan gran importancia al nofollow:

  • Google. Google hace caso estricto de la etiqueta rel = “nofollow”, haciendo que sus bots no sigan los enlaces que la contengan.
  • Bing. Este motor de búsqueda no ofrece información al respecto sobre los nofollow, pero se intuye que sí hace caso a las indicaciones de no seguir los enlaces.
  • Yahoo. Este buscador utiliza los enlaces para ayudar a nuevas búsquedas relacionadas.

Google es el buscador que domina el mercado, y está a una distancia sideral de Bing o Yahoo, por lo que para el SEO lo más importante es cómo trata Google el nofollow.

El principal uso del nofollow para Google es el de saber qué enlaces no debe seguir ni debe utilizar para repartir el link juice.

Enlaces Nofollow vs. Follow

Para un usuario un enlace «follow» y uno «nofollow» son en apariencia iguales, pero para Google su significado es claramente diferente. Si se mira el HTML de los enlaces se podrá apreciar cuál es la diferencia en cuanto a código de ambos:

				
					
<a href="https://trueranker.com/es/">Texto del enlace</a>.


<a href="https://trueranker.com/es/" rel="nofollow">Texto del enlace</a>.
				
			

Los enlaces dofollow son seguidos por los bots de Google y transfieren autoridad entre sitios, mientras que los enlaces nofollow son seguidos por los usuarios, pero no por los Googlebots.

Por ejemplo, WordPress asigna de forma automática enlaces nofollow a cualquier comentario que un usuario introduce en los comentarios, evitando que se utilicen los mismos solo como forma de conseguir backlinks.

Redes sociales también apuestan por incluir de forma automática la etiqueta nofollow en los enlaces que salen desde su plataforma, para evitar que se convierta en una especie de granja de enlaces.

La historia de rel ="nofollow"

Los enlaces del tipo nofollow surgieron en 2005 como respuesta al problema de las granjas de enlaces para potenciar el posicionamiento web. Con este tipo de sistemas de enlaces, una página web de reciente creación ya disponía de miles de enlaces entrantes y conseguía una buena posición en las SERPs. En este entorno, internet estaba llena de webs y blogs llenas de spam y basura que solo se utilizaban para el intercambio de enlaces, y la compra de enlaces era el pan de cada día en el posicionamiento web.

El nofollow logró frenar este problema, pero Google no llegó a solucionarlo completamente hasta el año 2009 cuando anunció que el link juice, o autoridad que se transfiere en los enlaces entrantes solo afectaba a los enlaces normales o dofollow.

Ventajas de utilizar nofollow en algunos enlaces

Veamos por qué es interesante para el SEO utilizar el nofollow en algunos enlaces:

Diversificación de links

Conseguir enlaces nofollow permitirán crear un equilibrio de enlaces entrantes, entre los normales o follow y los nofollow. Este tipo de equilibrio es bien mirado por Google que siempre apuesta por las webs que realizan las cosas de manera natural y no forzando las situaciones solo por mejorar el posicionamiento web (olvidándose del usuario).

Construcción de marca

Los enlaces nofollow ayudan a construir la marca, accediendo a enlaces desde web importantes que generan un gran tráfico dando a conocer el sitio y la marca (aunque se trate de enlaces no seguidos).

Es más sencillo conseguir enlaces nofollow que dofollow, por lo que es interesante utilizarlos en estrategias de branding, introducción de nuevos productos y servicios o en consolidación de marca.

Generar tráfico de referencia con enlaces nofollow

Un enlace nofollow no es seguido por los bots de Google, pero sí lo es por los usuarios. Por lo tanto, aunque no tengan una gran influencia de la autoridad de dominio, sí que son una fuente interesante de tráfico web.

Atraer visitas desde YouTube o Facebook por ejemplo, es una forma de incrementar el tráfico web y de aumentar las posibilidades de realizar conversiones.

Atraer clientes potenciales

Da lo mismo si un enlace es dofollow o nofollow si atrae a un usuario interesado en lo que ofrece la empresa. El principal objetivo de una página web es conseguir conversiones, bien sea captar leads de calidad, suscripciones a servicios o ventas de productos. Si los enlaces nofollow atraen a usuarios de calidad, su importancia será máxima porque facilitan el proceso de conversión (menos esfuerzo y tiempo para guiarlos por el embudo de ventas).

Obtener enlaces dofollow

Es importante recordar que para los usuarios los enlaces nofollow son invisibles. Si un usuario llega a la web desde un enlace nofollow, si le gusta el contenido y sus funcionalidades puede terminar realizando un interesante enlace dofollow.

Google sospecha de los sitios que solo tienen enlaces dofollow o pocos enlaces nofollow, porque no es algo natural. Es posible que los sitios con este tipo de características estén utilizando técnicas y acciones que van en contra de las directrices de la propia Google.

Cuándo utilizar enlaces nofollow

Son muchas las razones por las que es interesante recurrir a la etiqueta nofollow para un enlace. Los motivos principales para su uso son:

  • Para enlazar a sitios web que no tienen una relación temática con el sitio web, indicando a Google que este enlace es muy útil para el usuario, pero no a efectos de posicionamiento.
  • Para enlazar hacia sitios de dudosa reputación.
  • Para enlaces internos entre páginas o blogs dentro de la misma IP. Así evitará que Google piense que se trata de una especie de granja de enlaces para mejorar el posicionamiento en las SERPs.

Entonces, ¿los enlaces nofollow ayudan a mejorar el SEO?

Después de todo lo comentado, los enlaces nofollow no solo son importantes para el SEO, sino que son vitales en cualquier estrategia de posicionamiento y conversión

Los principales motivos por los que los enlaces nofollow ayudan a mejorar el SEO son:

En septiembre de 2019 Google anunció que los enlaces nofollow los tiene en cuenta (los indexa y los rastrea), además de implementar dos nuevos atributos, sponsored (para contenido de publicidad o patrocinio) y UGC (para contenido creado por el usuario).

Los enlaces nofollow ofrecen beneficios para el SEO de forma indirecta, como por ejemplo:

  • Evitar posibles penalizaciones de Google.
  • Ayuda a generar enlaces naturales que transfieran autoridad.
  • Aumenta el tráfico web, incrementando la visibilidad del sitio y la probabilidad de conseguir conversiones.
  • Ayudan a ajustar el presupuesto de rastreo o crawl budget, evitando que los Googlebots rastreen URLs que no se quieren posicionar.

Podemos concluir que los enlaces nofollow son muy interesantes para el SEO siempre que vayan acompañados de un buen volumen de tráfico web, y mucho más si esas visitas están compuestas por usuarios dentro del target del sitio web.

El enlace nofollow no suele ser tratado con gran importancia o prioridad debido a que indica a Googlebot que no debe seguirlo ni tenerlo en cuenta. Los usuarios, sin embargo, ven un enlace follow y nofollow y no encuentran ninguna diferencia.

Muchas estrategias agresivas de marketing digital se centran exclusivamente en conseguir enlaces de calidad para aumentar la autoridad de dominio. Esto puede terminar levantando sospechas en Google que se preguntará si no se tratará de alguna estrategia fraudulenta para conseguir mejores posiciones en Google. Optimizar los enlaces dofollow y nofollow de un negocio es la mejor forma de optimizar los backlinks y conseguir aparecer en los primeros lugares de las SERPs.